Cambio de cojinetes para el eje trasero

Hoy mi dama se percató que su bici andaba "raro". Son esos sonidos extraños que dejan un movimiento casi imperceptible pero que le hace decir al usuario -algo anda mal-. Al revisar la bici me di cuenta que la llanta trasera tenía un ligero "juego" axial. Y todo apuntaba al eje central de la rueda trasera.  Así que sin más que pensar había que repararlo; y de paso, te enseñamos lo fácil que es. 


Cómo primer paso la herramienta a utilizar: Una llave plana de 15mm, un cangrejo ajustable, llave 15mm cola corona, solvente y brocha para limpiar los componentes, grasa y mucho entusiasmo.


Obviamente lo primero es quitar la llanta y quitar el eje central.  Al lavar las piezas logré notar que los cojinetes estaban fuera de la canasta, lo que confirmaba mi sospecha.


Una inspección minuciosa me hizo ver que uno, si, solo uno de los cojinetes estaba "molido". Esto me hizo estudiar de cerca las bases en el eje.


Efectivamente, en uno de los ejes estaba el daño (foto 1). Un eje normal sale con la base negra y una pequeña línea blanca producto de la rodada del cojinete (foto 2).


  
Afortunadamente la "cuna" o centro de la rueda estaba bien por ambos lados.  Si tuviera daño habría que cambiar el centro de la rueda y eso requiere más tiempo y gasto monetario.




El pretexto estaba servido para dar una vuelta a la venta de repuestos y (después de un par de horas viendo lo nuevo y platicando con la gente del lugar) regresar con los cojinetes y centros nuevos. No se gastó más de $1.00 por todo.

Es aconsejable lavar bien las piezas con solvente para librarlos de polvo y luego cubrirlos bien con grasa para cojinete. 

Luego se monta en la rueda y se va ajustando y probando la libertad de giro para que todo quede bien.  Recuerda que si aprietas mucho el centro se estropearán los cojinetes, y si lo dejas muy flojo la rueda andará mal y todo el sistema se echará a perder.  Así que con cuidado, y probando lograrás ajustarlo bien.


 Finalmente solo queda colocar la contra tuerca y colocar la llanta en su lugar.


Así, en un par de horas tienes la bici en perfecto estado para salir a pedalear y disfrutar el fin de semana. Anímate y siente la satisfacción de dar mantenimiento tu mismo a tu amada bici.




No hay comentarios:

Publicar un comentario